UNADE

MIGUEL FRANJUL DEDICA EDITORIAL DEL LISTÍN DIARIO TITULADO “LOS MILITARES HACEN LA DIFERENCIA”

En el proceso de decadencia de los valores de la sociedad, un sector sigue siendo impermeable a la intrusión de las tendencias desnacionalizadoras: las Fuerzas Armadas.

Sus instituciones son ara y yunque de la Patria, porque su misión esencial es defender su soberanía y seguridad interna, sin menoscabo de prestar auxilios a la población ante cualquier emergencia.

Sus hombres y mujeres se forjan bajo una rigurosa disciplina en la que el amor a los símbolos patrios va parejo con el respeto a los superiores en todos los niveles de mando.

Lo que no es usual en la clase civil, que habita en las antípodas en lo que respecta a la defensa de los valores patrios y morales o a la hora de hacer los mayores sacrificios durante catástrofes naturales y otras calamidades públicas.

Con excepción del funesto papel que jugaron contra la institucionalidad al propinar el golpe de Estado contra Juan Bosch y alinear fuerzas con las tropas extranjeras en la intervención de 1965, los cuerpos armados del país han respetado el libre juego de la democracia.

Las Fuerzas Armadas han cumplido un rol decisivo en la protección de los recursos naturales, en la reforestación, en jornadas de vacunación y asistencia médica, en operativos de rescate, en limpieza de espacios públicos y en la lucha contra las drogas y la delincuencia.

En los últimos años, las Fuerzas Armadas han actualizado y modernizado sus equipos, sus cuarteles y campamentos, sus hospitales y escuelas tecnológicas y han fortalecido el rigor en la formación educativa de sus miembros, a todos los rangos.

Ahora mismo cuenta con una Universidad Nacional para la Defensa y con tres hospitales universitarios, así como con 2,700 médicos en distintas especialidades.

Dispone de un buen banco de sangre para suplir a sus miembros, sus familiares y la ciudadanía, y en los últimos años ha invertido más de 500 millones de pesos en equipos modernos y “salas inteligentes”, apuntalando su fortaleza en el campo de la salud.

En cuanto a equipos militares, ha renovado y ampliado su flota aérea y de artillería para el Ejército, los avituallamientos y el entrenamiento de tropas, y lucen preparadas para defender, con las armas, la integridad nacional.

Recientemente, el presidente Abinader aumentó el sueldo base a los alistados y oficiales en una escala de hasta un 44 por ciento.

En adición, los ha beneficiado con el disfrute de seguros de salud, subsidios para el transporte en el metro y el teleférico, becas estudiantiles y facilidades para la adquisición de viviendas.

¡Bien merecido!
FUENTE – EDITORIAL LISTÍN DIARIO, MIGUEL FRANJUL

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *